Cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés)

Un arreglo a través de su empleador que le permite pagar muchos gastos médicos de su propio bolsillo con dinero libre de impuestos. Los gastos permitidos incluyen copagos y deducibles del seguro, medicamentos recetados calificados, insulina y dispositivos médicos.

Usted decide cuánto depositar en una FSA, hasta un límite establecido por su empleador. Usted no paga impuestos sobre este dinero.

Si queda dinero al final del año, el empleador puede ofrecer una de dos opciones (no ambas):

  • Tienes 2.5 meses más para gastar el dinero sobrante.
  • Puede transferir hasta $500 para gastar el próximo año del plan.

las cuentas de gastos flexibles a veces se conocen como asignación de gastos flexibles.

Relacionada: