Impuesto sobre altos costos

Bajo la Ley de atención médica a partir del 2018, es un impuesto para las compañías de seguros que ofrecen planes de alto costo. Este impuesto insta a la reestructuración de los planes médicos para hacer que las primas sean más asequibles.