Cuenta de ahorros para gastos médicos (HSA en inglés)

Un tipo de cuenta de ahorros que le permite ahorrar dinero en una base antes de impuestos para pagar los gastos médicos calificados. Al usar dólares no sujetos a impuestos en una Cuenta de Ahorros para Gastos Médicos (HSA) para pagar los deducibles, copagos, coseguros y algunos otros gastos, es posible que pueda reducir sus costos generales de atención médica. Los fondos de HSA generalmente no se pueden usar para pagar primas.

Mientras puede usar los fondos de una HSA en cualquier momento para pagar gastos médicos calificados, puede contribuir a una HSA sólo si tiene un Plan de Salud con Deducible Alto (HDHP, en inglés), generalmente un plan de salud (incluyendo un plan del Mercado) que solo cubre servicios preventivos antes del deducible. Para el año del plan 2019, el deducible mínimo es de $1,350 para una persona y $2,700 para una familia. Para el año del plan 2020, el deducible mínimo para un HDHP es $1,400 para una persona y $2,800 para una familia. Cuando revise planes en el Mercado, puede ver si son "elegibles para HSA".

Para 2019, si tiene un HDHP, puede aportar hasta $3,500 para cobertura de autoservicio y hasta $7,000 para cobertura familiar en una HSA. Para 2020, si tiene un HDHP, puede aportar hasta $3,550 para cobertura de autoservicio y hasta $7,100 para cobertura familiar en una HSA. Los fondos de la HSA se transfieren año tras año si no los gasta. Una HSA puede ganar intereses u otros ingresos, no sujetos a impuestos.

Algunas compañías de seguros ofrecen HSAs para sus planes de deducible alto. Verifique con su compañía. También puede iniciar una HSA a través de su propio banco u otra institución financiera.

Contenido relacionado